Aprende de nuestra nueva receta sencilla y fácil de panecillos rellenos de carne. ¿te gusta esta receta?

00:00​ Panecillos rellenos de carne.
00:08​ Añade aceite, ajo y champiñones.
00:20​ Añadir carne, tomate frito y nuez mascada.
00:26​ Cortar pan modo cazuelita y rellenamos.
00:48​ Agregamos huevos y horneamos.
00:58​ Un poco de perejil y..¡A disfrutar!

Video:

Raciones: 8 | Dificultad: fácil | Tiempo cocción: 20 minutos |
Tiempo preparación: 40 minutos | Precio por ración: desde 0,90 euros*

INGREDIENTES:

– Aceite de oliva virgen extra Olisone
– 1 diente de ajo blanco
– 200 g de champiñones blancos
– 300 g de picada de vacuno ecológica
– 250 g de tomate frito ecológico
– Nuez moscada molida Kania
– Pimienta negra Kania
– Sal
– 8 panecillos redondos
– 8 huevos
– Perejil Kania

ELABORACIÓN:

1. En una sartén con aceite de oliva, añadimos el ajo y los champiñones laminados. Agregamos la picada de vacuno y cocinamos durante 5 minutos a fuego medio.

2. Incorporamos el tomate, la nuez moscada y salpimentamos el conjunto. Removemos y dejamos cocinar 5 minutos más para que los sabores se integren. Reservamos.

3. Cortamos la superficie de los panecillos y los vaciamos a modo de cazuelita. Añadimos la miga al sofrito anterior, removemos y rellenamos los panecillos con el conjunto.

4. Agregamos un huevo en cada de las cazuelitas y horneamos a 190 ºC durante 10 minutos, o hasta que el huevo se haga en su totalidad. Decoramos con un poco de perejil, emplatamos y… ¡a disfrutar!

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN

• Kcal: 410
• Grasas: 21,27 g
• Hc: 37,05 g
• Proteínas: 23,33 g

Que el pan se puede usar para bocadillos es algo que sabemos de sobra, pero que podemos usarlos para rellenarlos como con las verduras, a modo de barquillos, es algo que le da un toque diferente y hace platos un tanto diferentes.

Esta receta puede ser un entrante en una comida de picoteo o un plato principal. Es un plato denso a nivel calórico, aportando el pan hidratos de carbono. Los huevos y la carne de vacuno aportan proteínas de calidad y también incluimos grasas saludables del aceite de oliva. La ración de verdura no es muy grande, por lo que lo ideal sería acompañarlo de una ración mayor como una ensalada o verduras salteadas, por ejemplo.

Podemos hacer una versión vegana usando soja texturizada para rellenarlos en lugar del huevo y la carne de vacuno. Si el pan es sin gluten, tendríamos una receta apta para persona con celiaquía, ya que sus ingredientes no deberían contener trazas de gluten. De todas formas, deberíamos asegurarnos revisando las etiquetas para mayor seguridad.

El pan es uno de los alimentos tradicionales y básicos en Europa, Medio Oriente, India, América y Oceanía. Tradicionalmente se elaboran con una masa que mezcla harina de cereal, generalmente trigo, agua y sal. También se le añade levadura para tener una textura más tierna y esponjosa.

Es un alimento clave en nuestros hogares, tanto para desayunos y meriendas, como para acompañar platos en comidas y cenas. También se puede usar en repostería o con sabores dulces a modo de postre.

A nivel nutricional es un alimento energético que aporta principalmente hidratos de carbono complejos. En elaboraciones con harina de fuerza, tenemos una ración mayor tanto de proteínas como de gluten. Sería ideal usar una opción 100% integral, aumentando así la proporción de fibra. También podemos usar opciones sin gluten o a base de cereales que no contengan maíz para tener una alternativa apta para personas con celiaquía.

Esta receta puede ser un entrante en una comida de picoteo o un plato principal. Es un plato denso a nivel calórico, aportando el pan hidratos de carbono. Y por otro lado, los huevos y la carne de vacuno aportan proteínas de calidad.