Descubre el paso a paso de este sabroso Guiso de Conejo en Pepitoria.

00:07​ Preparamos el conejo
00:25​ Pepitoria
00:46​ Añadimos a la sartén y removemos
00:59​ Emplatamos y… ¡ a disfrutar!

Video:

Raciones: 4 | Dificultad: fácil | Tiempo preparación: 65 minutos | Tiempo cocción: 40 minutos | Precio por ración: desde 1,70 euros*

A-. INGREDIENTES:
– 20 g de harina de trigo Belbake
– Aceite de oliva virgen extra Olisone
– 500 g de conejo troceado
– 2 dientes de ajo blanco
– 1 cebolla
– 2 zanahorias
– 200 g de tomate frito ecológico Freshona
– 2 hojas de laurel Kania
-6 huevos
– 200 ml caldo de cocido Kania
– 100 g de almendra frita con sal Alesto

B-. ELABORACIÓN:

1. Enharinamos las piezas de conejo y las marcamos en una sartén con aceite. Cuando estén doradas, las reservamos en una fuente. En la misma sartén, doramos el ajo picado finamente.

2. Cuando el ajo “baile”, agregamos la cebolla en juliana, la zanahoria en ruedas y rehogamos unos minutos. Vertemos el tomate frito, el laurel y cocinamos 10 minutos a fuego medio.

3. Pasado ese tiempo, incorporamos el conejo reservado y cocinamos durante 20 minutos a fuego medio. Mientras el guiso se va cocinando, cocemos los huevos en una olla con agua hirviendo durante 10 minutos, enfriamos y los pelamos.

4. Picamos finamente la mitad de los huevos y los añadimos al guiso. Cortamos la otra mitad en cuartos y reservamos. Emplatamos el conejo en el plato que más nos guste, decoramos con almendra picada, el huevo en cuartos y… ¡a disfrutar!

*PVP aproximado por ración para una persona. Consulta nuestros precios en tu tienda Lidl más cercana.

INFORMACIÓN ADICIONAL SOBRE NUTRICIÓN:

• Kcal: 564
• Grasas: 35,05 g
• Hc: 18,84 g
• Proteínas: 42,58 g

Una de las formas de cocinar carnes más conocida en España es hacerlos en pepitoria. Es una elaboración en la que quizá dedicamos algo más de tiempo que si las hiciéramos a la plancha, pero tendremos un plato más sabroso y podemos aprovechar para cocinar más cantidad para otro día. Doble acierto.

Puede ser un plato principal, siempre que lo acompañemos de una buena ración de verduras. Podemos aprovechar y mientras cocemos el huevo, hervir algunas verduras para acompañar o para otras comidas. Si nos organizamos, el tiempo en la cocina puede ser muy productivo. También podemos añadirle algún hidrato de carbono como patatas o arroz.
Podríamos hacer esta receta con soja texturizada gruesa o tofu y sin usar el huevo, para tener una receta vegana. También tendríamos que usar un caldo de verduras en lugar del caldo de cocido.

La pepitoria es una elaboración de la gastronomía española, aunque se cree que es una práctica originaria de la cocina árabe, que dejó su influencia en la península.
Se suele usar para preparar platos de carne, generalmente pollo o gallina, aunque como en esta receta, se puede hacer también con otras carnes como la de conejo. La característica es que los jugos que se obtienen de la carne se enriquecen con yema de huevo duro y almendras molidas. En la antigüedad, este guiso se hacía con las partes sobrantes o de aves para aprovechar al máximo el animal.

En esta elaboración, el ingrediente principal es el conejo. Se puede elaborar de múltiples formas, siendo las más conocidas, el conejo al ajillo o el arroz con conejo.
Es una carne blanca muy utilizada en España. A parte de ser una fuente de proteínas de calidad, aporta vitaminas como B, b6 y b12. También aporta fósforo, selenio y potasio, siendo también una carne baja en sodio.