Berenjena frita crujiente con el truco para que no amargue.

INGREDIENTES:
Berenjenas, harina de trigo, agua, aceite de oliva y sal

PASO 1:
Comenzaremos cortando la berenjena en rodajas finas y poniéndolas en un bol con agua y un poco de sal durante 30 minutos. Esto les quitará el posible amargor que puedan tener.
PASO 2:
Pasado ese tiempo, escurriremos bien las rodajas y las sazonaremos e iremos pasándolas por harina.
PASO3:
Luego las freiremos en abundante aceite hasta que queden doraditas por ambos lados y tengan textura crujiente.
PASO4:
Según se vayan haciendo, las iremos sacando a un plato con un papel absorbente para quitar el exceso de grasa y ya están listas para comer.

Video: