℗ Pan DE BACON relleno con ROQUEFORT | #DesafioDeIngredientes | SuperPilopi
La receta de hoy es un desafío de ingredientes junto al gran Carlos Asensio del canal @guitarraviva: https://www.youtube.com/user/escuelaguitarra

Puedes descargarla aquí el himno pequeñuco:

Descarga aquí el Himno Pequeñuco: https://superpilopi.com/wp-content/uploads/2017/10/himno-pequenuco.mp3

Los ingredientes para este desafío son:

Bacon
Queso Roquefort

Vamos a preparar una receta engordadora y muy, MUY sabrosa que ronda por Internet y que siempre he querido enseñaros: El pan relleno.

Algunos enlaces de interés acerca de la receta:

Molde para pan: http://amzn.to/2yGlXgP
Un molde más barato y más básico: http://amzn.to/2i1oOGY
Set de brocha y guantes para horno: http://amzn.to/2iwKVcc
Rejilla antiadherente para enfriar: http://amzn.to/2y3nSg4

Siempre podéis comprar un pan normal y corriente para ahorraros hornear el vuestro propio y continuar la receta a partir de ahí, pero no será el increible PAN DE BACON.

El primer paso es hornear nuestro propio pan de bacon. Para ello, primero disolvemos en un poco de agua templada la levadura de panadero. Aprovechamos para añadir también el azúcar y disolverlo junto a la levadura.

Cuando todos los ingredientes se hayan disuelto, ponemos el resto del agua en un bol e integramos la mezcla que acabamos de crear, el aceite de oliva y 1/3 de la harina; debemos remover muy bien hasta que todos los ingredientes se hayan mezclado por completo. Ese será el momento de taparlo con un paño y dejarlo reposar durante 20 minutos para que la levadura se active y comience a trabajar.

Veinte minutos después el contenido del bol habrá cambiado y ahora será una especie de mezcla espumosa. Es la levadura actuando.

Vamos a añadir la mitad de la harina restante y a remover de nuevo para integrarla bien en la mezcla. Unos minutos después hacemos lo mismo con la harina sobrante y la sal. Lo hacemos así porque la sal impide que la levadura fermente y si la añadimos al final, impedimos que frene el proceso.

Enseguida notaréis que la masa se ha vuelto consistente y podréis pasar a amasarla con las manos. Cuando notéis que la masa se ha vuelto totalmente uniforme (unos 5 minutos de amasado) habrá llegado la hora de hacer una bola con ella y devolverla al bol donde mezclasteis los ingredientes. Debe reposar durante al menos 40 minutos, de nuevo cubierta por un paño.

Al retomar la receta y pasado el tiempo de levado, la masa habrá doblado su tamaño. Ahora es blandita y suave porque contiene aire en su interior. Es necesario amasarla de nuevo durante unos segundos para liberar todo este aire que contiene. Recuerda espolvorear un poco de harina sobre la superficie de trabajo para que la masa no se pegue.

Acto seguido, cortamos en trozos medianos el sabroso y engordador bacon. ¡hay que mezclar la masa del pan con todo el bacon! Solo un apunte al respecto: la grasa destruye la integridad de la masa de pan, por lo que debéis hacerlo sin amasar en profundidad. Mínimos movimientos de amasado con el máximo de rendimiento.

Terminados todos los pasos, debéis darle forma un poco alargada. Para un aspecto más rústico, realizar unos cortes en la parte superior y espolvorear un poco de harina.

El horneado se realiza con el horno SIN precalentar a 190º centígrados, con calor por arriba y por abajo durante unos 50 minutos. El resultado es hermoso y huele como una feria de pueblo al final del verano.

Ahora que ya tenemos nuestro sabroso pan y tras dejarlo enfriar lo suficiente, vamos a realizar cortes de unos dos o tres centímetros de separación sin llegar a cortar rebanadas. Es muy importante no llegar con el corte al final. Primero cortamos vertical y luego horizontalmente.

En las rendijas que hemos creado, vamos a insertar pequeños trozos de roquefort. Una vez, cada una de las rendijas tenga su sabroso pedazo de este increíble producto, rellenamos de igual forma con queso rallado hasta rebosar. No debe quedar ni una rendija que no esté totalmente repleta de queso.

Para que el queso se derrita durante el horneado sin llegar a tostarse, envolvemos por completo el pan con papel de aluminio. Va a pasar en el horno unos 20 minutos a 180º centígrados.

Mientras se hornea, derretiremos en el microondas un poco de mantequilla y la mezclaremos con perejil picado. Al sacar nuestro pan del horno, pintaremos con esta mezcla la superficie para que durante el segundo horneado (si, vamos a hornearlo de nuevo) la corteza adquiera un crujiente y textura alucinantes. Merece la pena totalmente realizar este paso.

Para el segundo horneado, lo metemos en el horno a 190º centígrados durante 10 – 15 minutos, aunque esta vez sin taparlo con el papel de aluminio.

Estos son los ingredientes:

500g de harina de fuerza
350ml de agua
6g de levadura deshidratada o 15 de levadura fresca
10g de sal
15g de azúcar
3 cucharadas de aceite de oliva
100g de bacon o panceta
Queso roquefort (al gusto)
Mozzarella rallada (12 toneladas)
Una cucharada de mantequilla y perejil
Video de la Receta: